Casa de Las Conchas de Salamanca


La Casa de las Conchas en Salamanca es un atractivo para todo visitante en la ciudad. Sin embargo, no solo quienes visitan se sienten motivados a mirarla y pensar en ella. Gracias a su historia y aspecto es una estructura muy valorada por los lugareños. Además, su ubicación tan cercana a La Clerecía la convierte en un sitio privilegiado de la ciudad.

El nombre de la Casa de las Conchas en Salamanca

La fachada de la casa hace honor al nombre que la describe. Sin duda, el hecho de contar con unas 373 conchas ubicadas en zona de rombo la hacen llamativa a la vista. Esta es una decoración mejor conocida como tres bolillos, característica del mundo de los musulmanes. Sin embargo, combina algunas costumbres religiosas variadas. Entre ellas está que las puertas se encuentran descentradas, algo común de las creencias árabes.

La construcción de la casa de las Conchas tuvo un propósito noble, el ser una vivienda familiar. Quien indicó su construcción fue Don Rodrigo Maldonado por motivo de su matrimonio con María Pimentel. Fue iniciada en el año 1490 aunque no fue sino su hijo quien finalmente vio la conclusión de esta edificación.

Características propias de la Casa de las Conchas

Este edificio llama la atención gracias a diferentes características que tiene en su fachada y en su estructura. Algunas de estas son:

La fachada de la casa

Es digno de resaltar lo llamativo de la fachada frontal de la casa. Cuenta con un arco mixtilíneo, pues combina líneas curvas y rectas en la misma presentación. Sobre ellas hay que destacar la presencia del escudo de los Maldonado, las 5 flores de lis, la protección de 2 leones y una corona de casco. Esto resalta la humilde condición de don Rodrigo de noble caballero.

Sus ventanas y el pozo del patio

Aquí podrás ver dos ventanas ubicadas en la parte superior de la puerta. Al observarlas es fácil notar los dos estilos góticos que difieren uno del otro. Sin embargo, no hacen más que llamar nuestra atención por el aspecto tan bien combinado que tienen. Ahora bien, algo más destacado es que al subir el segundo nivel existe un pozo en todo el centro. La vista que ofrece es única y privilegiada en toda la ciudad, pues dirige directamente a las Torres de la Clerecía.

En la actualidad, el interior de la Casa de las Conchas alberga la biblioteca municipal de la ciudad. Así, no solo es un lugar de gran utilidad sino una edificación sobresaliente de esta privilegiada ciudad.

Qué ver en Salamanca

Ofertas de Alojamientos en Salamanca
Booking.com