Plaza mayor de Salamanca

Plaza Mayor en Salamanca ha pasado a ser uno de los más importantes monumentos de la ciudad. Ha sido el marco de diferentes acontecimientos destacados de la región. Además, su estructura es tan impresionante que será muy difícil conocerla y olvidarla. Por el contrario, su historia te atrapará y se grabará en tu memoria.

Historia de la Plaza Mayor

Antes de su construcción, el lugar se componía de diferentes plazas que, juntas hacían un enorme solar. Era el lugar de mercado “más grande de toda España”, según decían muchas personas que visitaban. Además, era el centro de llamativos espectáculos y de manifestaciones. Sin embargo, no estaba bien organizada y, por tanto, parecía una zona destartalada.

Por eso, en el año 1728 se encargó el proyecto de una plaza digna para la ciudad. Este proyecto fue inventiva del corregidor don Rodrigo Caballero y Llano apoyado por el rey Felipe V. La iniciativa tuvo como intención lograr tres objetivos:

  1. Tener una plaza principal que fuera un espacio público.
  2. Un espacio único para concentraciones en el mercado de la ciudad.
  3. Contar con un lugar adecuado para festejar y disfrutar de las corridas de toros.

Aun así, el proyecto de su construcción que se encargó en 1728 no inició sino hasta mayo del siguiente año. Fue una obra que duró unos 27 años, durante los cuales se tuvo que afrontar mucha dificultad.

Aspectos sobresalientes de la Plaza Mayor

Existe una serie de características propias de la plaza que la convierten en un lugar único. Entre estas:

La estructura de su arquitectura

Una de sus características sobresalientes es el hecho de que su forma no es un cuadrado común. De hecho, es un cuadrado trapezoidal que tiene 3 pisos en cada uno de sus lados. Asimismo, su estilo barroco inspirado en la estructura de la Plaza de Madrid lo hace una edificación llamativa.

Los medallones

Es inevitable no observar los medallones que se encuentran alternando los arcos de la plaza. Estos se caracterizan por mostrar la representación de reyes y hombres ilustres. Entre estos, sobresale el medallón de Felipe V, pues aparece 3 veces.

Otras características

Es digno de mencionar que el ayuntamiento fue la última sección de la construcción. Sin embargo, resulta ser una de las secciones que sobresalen en la estructura. Además, podemos resaltar el pabellón real, donde el rey disfrutaba de las fiestas taurinas.

Visitar la Plaza mayor es una de las mejores experiencias en Salamanca. Visitarla cuando cae el sol es presenciar el mejor momento en este lugar. Momento en que la noche va haciendo que el color y la luminosidad de esta cambien ante nuestros ojos.

Qué ver en Salamanca

Ofertas de alojamientos en Salamanca
Booking.com